lunes, 10 de diciembre de 2007

Gracias Señor






Después de casi un mes, por fin hoy nos han dado los resultados del tumorcillo que le extirparon a Luchi. Me alegra compartir con ustedes que era benigno el hijo de la grandísima P.
Así que el lastre se ha soltado del todo. Ha sido un mes de pasarlo mal, de llorar mucho, de rezar más y de sentir a la gente a la que quiero sufrir conmigo, apoyarme y animarme.
He sentido el apoyo de gente que me ha apoyado desde este blog con sus palabras, poniendo una vela en su blog (gracias Ana) ...
Hoy por fin todo queda en una mala broma.
La otra cosa que quería comentarles es que es muy probable que cierre el blog. Lo abrí como via de escape un poco excibicionista, pero entra gente que no me apetece que sepa de mi vida.
Gente a la que he dejado atrás por voluntad propia y que no me arrepiento nada que haya quedado atrás. Muy al contrario es algo que me parece ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en la vida.
No puedo evitar que entren y vean mi alma abierta de par en par, así que creo que en unos días y después de pensarlo un poco más quizas lo cierre.
"Debo leer en el mar la lección de lo inmenso y renombrar el color que la vida me enseña debo saber respirar un oxígeno fresco y regresar a ese sol que contigo me espera"

Silvio Rodríguez