lunes, 29 de octubre de 2007

Una vela encendida



Este miércoles a las 9:00 operan a Lucía. Todavía no nos dan seguridad de si el tumorcito es bueno o malo. Imaginen nuestra desesperación!!

Sólo quería pedírles un favor. Cada uno a su manera, a su dios, enviando energías o simplemente; ENCIENDAN UNA VELITA BLANCa por mi niña.

Besos y que Dios los bendiga.

martes, 23 de octubre de 2007

"El inglés que subió una colina y bajó una montaña"

Va por ti Juan Antonio

Un "renacentista" que conquistó las ondas


Le debemos noches de insomnio y, a la vez, sueños épicos y pesadillas angustiosas. Pero, por encima de todo, quienes conocimos a Juan y tuvimos el privilegio de trabajar a su lado estaremos en deuda permanente por ser como era, un manchego orgulloso de serlo y con una vocación universalista que sólo tienen quienes han hecho del conocimiento el patio de su recreo.

El periodista Juan Antonio Cebrián falleció el pasado sábado por la tarde, a los 41 años, a causa de un infarto. Nacido en Albacete, estudió Periodismo y realizó dos masters, uno de comunicación y otro de realización de programas. En Onda Cero, unos cuantos solemos decir que nos sentimos como los Franklin y los Jefferson de la casa, los padres fundadores de un proyecto radiofónico en el que Juan Antonio Cebrián se enfundó la camiseta con el entusiasmo del joven centrocampista que es llamado al primer equipo. Porque eso era él, un tipo volcado en el esfuerzo colectivo.

Corría el año 90 y la antigua Cadena Rato acababa su historia en un proceso de mutación de nombres y de voces. Le apasionaba la buena música americana y pasábamos muy buenos momentos hablando de los Eagles o de Springsteen, pero también de Lucky Luciano y Vito Genovese, porque la 'Cosa Nostra' era otro de nuestro nexos de conversación. Y a Juan Antonio se le ocurrió idear un programa al que bautizó como 'Turno de Noche' y que, desde su origen y hasta su reconversión, hace nueve años, en 'La Rosa de los Vientos', creó una escuela en el medio. Cebrián daba muestras de que ese hasta entonces desconocido muchacho albaceteño iba camino de convertirse en el mayor divulgador de la radio moderna en España. Tuvo el talento de combinar los contenidos científicos con los del misterio y el medio ambiente con su pasión, la historia.

'La Zona Cero' y 'Azul Verde', entre otras, eran ofertas de un contenedor en el que Juan colocaba ordenadamente el espionaje y los estrenos cinematográficos con el ascenso al Himalaya o el equipo de Atapuerca. Pero, sin duda, fue la historia a la que Juan Antonio dedicó todo su empeño para impulsar la curiosidad entre los oyentes. Centenares de miles de seguidores se engancharon a la historia con los 'Pasajes', porque él explicaba la figura de Leonor de Aquitania con la misma naturalidad y frescura con la que rememoraba los tebeos de su infancia. Y lo que no sabía esa legión de fieles seguidores es que 'El Cebri' trabajaba sin papeles, de memoria, con el magisterio y la autoridad de la que sólo pueden hacer gala unos pocos elegidos. La naturaleza le privó de la visión, pero en su aparente mundo de sombras brillaba la luz del conocimiento. Hablaba de fútbol y de cine como podía emocionarse con 'Los Girasoles' de Van Gogh o con un amanecer en la Acrópolis. Porque los ojos de Juan eran su otro yo, Silvia Casasola, su esposa, su mejor amiga, la madre de su Alejandro, el pequeño bautizado en recuerdo del gran macedonio. Dando una muestra de entereza difícilmente comparable, Silvia aseguraba horas después del fallecimiento que Juan murió con un micrófono en las manos, o sea, con las botas puestas. La noche era Cebrián y siempre se volcaba en ella porque, como decía con su imborrable sonrisa, "por la noche no te oyen, te escuchan". Bomberos, policías, estudiantes, enfermeras, corazones solitarios, amantes en fin de la buena radio, han hecho suyos los turnos de noche de Juan, del mismo modo que se han dejado orientar hacia la senda del saber siguiendo 'La Rosa de los Vientos'.

Como escritor, publicó varias obras, como 'Mis favoritos' y 'Enigma', y ha sido colaborador durante muchos años de EL MUNDO. Alguna de sus obras, publicadas por la Esfera de los Libros, se convirtieron en auténticos bestsellers como sucedió con 'La aventura de los godos', del que se vendieron 100.000 ejemplares.

Gracias a esfuerzos como los de Juan Antonio la radio se ennoblece, la programación se adorna y el oyente coloca el dial en el punto en el que un sabio le da las buenas noches. Normalmente provocan rechazo quienes aparentan conocerlo todo sin falta alguna de pudor. Con Juan Antonio Cebrián era distinto; te sentabas a escucharle para aprender, como en la Florencia del XVI. No había disciplina que no dominase, y eso le otorgaba el valor de especie protegida y y de tesoro de museo. Se nos ha ido el último renacentista.

Ángel Gonzalo, Jefe de Internacional de Onda Cero Radio


  • Juan Antonio, mi amigo
Es domingo por la noche, concretamente la una, pero hoy es muy distinto a todos los demás. La habitual y renovada alegría que me invadía cada domingo a esta hora se ha tornado en amargura al conocer que nunca más voy a oír a mi amigo Juan Antonio Cebrián en su «Rosa de los vientos», auténtico paradigma de la radio con mayúsculas. Entretenimiento, misterio, diversión, cultura, divulgación, ciencia... Todo cabía de forma magistralmente orquestada en esa reunión de buenos amigos que era su programa. Juan Antonio te contagiaba su jovialidad, su excelente humor y su pasión por la vida, por la radio, por los variadísimos temas que trataba.
Me siento aturdido, incrédulo, pero sobre todo triste y vacío. Pero a la vez me consuela saber que Juan Antonio no ha muerto; sé que vivirá siempre en los corazones de todos los que le seguíamos y le admirábamos, en sus pasajes de la historia, en sus libros, y en general en su admirable legado. Soy un simple oyente de «La rosa de los vientos» y nunca tuve la suerte de conocer a Juan personalmente, pero sentía que él era mi amigo, que estaba ahí para alegrarme cuando lo necesitaba. Y como a un buen amigo cuando se va para siempre, le estoy llorando amarga y profundamente.
Juan, espero que allí donde estés seas feliz como una lombriz.

Jaime Tascón Gárate, ABC.

lunes, 22 de octubre de 2007

Hoy he hecho un pequeño altar; como los que abuela Charo nos hace a tu tía y a mí. Es una costumbre de siempre. Ella tiene sus santitos y fotos de sus muertos (mis abuelos, los suyos, su tía la más querida, etc.) y nos pone a tu tía y a mí.
Hoy lo he hecho contigo. No he querido rezar mucho, porque Dios sabe que aunque no lo olvido, lo tengo abandonado. No he querido rezar mucho porque siento que nos van a decir que ese bultito no es nada. Hace días que no duermo y hoy no he podido encontrar ánimo para ir al trabajo.
A las 19:00 horas nos dicen lo qué es o no es y te confieso que quiero llorar de puros nervios.

Te quiero hija mía; que Dios te bendiga.

miércoles, 17 de octubre de 2007

"Déjame Vivir" JARABE DE PALO




Déjame vivir
Libre
Como las palomas
Que anidan en mi ventana
Mi compañía
Cada vez que tú te vas.

Déjame vivir
Libre
Libre como el aire
Me enseñaste a volar
Y ahora
Me cortas las alas.

Y volver a ser yo mismo
Y que tú vuelvas a ser tú
Libre
Libre como el aire

Déjame vivir
Libre
Pero a mi manera
Y volver a respirar
De ese aire
Que me vuelve a la vida
Pero a mi manera.

Y volver a ser yo mismo
Y que tú vuelvas a ser tú
Libre
Pero a tu manera

Y volver a ser yo mismo
Y que tú vuelvas a ser tú
Libre
Libre como el aire.

martes, 16 de octubre de 2007

"ACABO DE LLEGAR" Fito y Fitipaldis

Frida, perdona que coja esta canción, pero al leerla en tu blog me acordé de esas palabras que me vienen ahora como anillo al dedo.

“La vida es algo que hay que morder
y en cada boca tiene un sabor
tus huesos no los tapa mi piel
por eso siempre digo que no.
Perdona tengo cosas que hacer
que aún me queda media vida
para encontrar la melodía…Dejadme nacer
que me tengo que inventar…”



Artium acoge "tiernas criaturas"

Un video divertido e interesante, por lo que se pregunta la artista. Espero les guste. Pinchen en el enlace de debajo.


video: Artium acoge "(tiernas) criaturas"

lunes, 15 de octubre de 2007

Dos maravillosos días en el Tacande





He pasado dos días del puente en El Hotel Gran Tacande en Adeje. Lo he pasado increíble, pero claro la compañía ha sido fundamental. ;-) gracias por haberlo planeado, gracias por ser como son.
Me han respetado mis momentos de tristeza y soledad y han sabido ser siempre apoyo y compañía. Gracias por estar a mis llamadas y no haberse tomado mis negativas a salir como un desplante. Son un ejemplo de amistad y madurez. Gracias porque han sido muy importantes en la salida del tunel y este fin fe semana he dado muchos pasos hacia delante.

Besos con mucho cariño.

viernes, 12 de octubre de 2007



A lo largo de estas últimas semanas, me he sentido como un fantasma que deambula desamparado, desanimado y desesperanzado; como el que camina si rumbo, perdido en una casa llena de habitaciones buscando algo de vida en el interior. Habitaciones de ventanas viejas y suelos de madera que crujen con el peso de mis pasos.

Me acerco a una ventana enorme, de las de guillotina y al abrirla el viento me golpea la cara. La cierro y salgo del cuarto. Recorro un enorme pasillo y llego a unas escaleras. Bajé saltando los escalones de dos en dos, como si algo o alguien me llamara. Mis pasos me llevaron a un salón con un cuadro de mujer en la pared. Me quedé inmóvil, mi respiración agitada fue dando paso a una respiración más cadenciosa. La mujer del cuadro me hablaba de cosas hermosas, de lugares soñados, de valles por descubrir, de mapas por recorrer. Había algo en sus ojos que me hablaba de vida, de vida con mayúsculas.

Creo que en cierto modo sigo allí mirando el cuadro, viendo su pelo ondulado, negro, su sonrisa llena de inocencia y sus ojos que me hablan de vida con mayúsculas.
Banot Mito

jueves, 11 de octubre de 2007

Una de las escenas más increibles de la historia del cine


Mi homenaje a una de las pelis de mi vida



"¿Este test es para saber si soy una replicante o una lesbiana?". Sean Young


"Me han dejado plantado otras veces, pero nunca cuando estaba siendo tan amable". Harrison Ford


"Es penoso vivir con miedo, ¿verdad?". Brion James

"La luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo. Y tú has brillado con muchísima intensidad, Roy". Joe Turkel


"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir". Rutger Hauer



"Los replicantes son como cualquier otra máquina: pueden ser un beneficio o un peligro. Si son un beneficio, no es asunto mío". Harrison Ford



"No sé por qué me salvó la vida. Quizá en esos últimos momentos amaba la vida más de lo que la había amado nunca, no sólo su vida, la vida de todos, mi vida. Todo lo que él quería eran las mismas respuestas que todos buscamos: ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?, ¿cuánto tiempo me queda?. Todo lo que yo podía hacer era sentarme allí y verle morir". Harrison Ford

jueves, 4 de octubre de 2007

Descanse en paz

Los que me conocen y me sufren, saben de mi pasión, casi enfermiza por la radio. Esta afición nació de la necesidad de combatir el insomnio que me acompaña desde los 14 o 15 años. Si busco entre mis recuerdos siempre me veo intentando conciliar el sueño con la radio puesta. Y digo puesta, porque llevo un auricular como un apéndice de mi cuerpo, como una extrmidad más. En aquella época escuchaba la antigua Antrena 3 Radio. En esta emisora me acompañaban Aberasturi, Gomaespuma, Carlos Pumares con "Polvo de estrellas", José Mª García, JoséLuis Balbín, José Ramón Pardo con su voz relajante pinchando música en las noches...
Más tarde cuando Unión Radio se hizo cargo de A3 y la Cadena Ser descubrí esta última emisora. Yo ya empezaba a tener conciencia política y descubrí una radio que a mi manera de ver y siendo muy subjetivo creo era la más objetiva (eso y que soy un poco "rojo").

En la Ser he descubierto una emisora tolerante, si acritud a la hora de dar noticias y opiniones. Al principio me enganchó "El Larguero" con José R. de La Morena, Michael Robinson y Paquito González. Luego uno a uno iba escuchando todos los programas, "La Ventana", primero con Javier Sardá y el Sr. Casamayor y ahora con Gemma Nierga; "Hoy por hoy" con el gran Iñaqui Gabilondo; y ya por último me enganchó una voz que se ecuchaba detrás de un gong a las 20:00 horas. Era la voz de Carlos Llamas con su "Hora 25". Podría decir muchas cosas pero ninguna sería tan acertada como lo que dice hoy en su blog Juan Cruz. Con estas palabras les dejo, diciendo:
Carlos Llamas descanse en paz un grandísimo profesional del periodismo radiofónico.

Banot Mito



Carlos
Carlos Llamas ha muerto; lo acaba de decir Carles Francino en la radio, llorando, y ese llanto ha llegado a las gargantas de todos los que le quisimos, los que esperábamos su voz para ordenar el mundo. Estaba muy enfermo, regresó después de nueve meses terribles, se puso de nuevo ante el micrófono, pero la enfermedad volvió como una mano maldita. Entonces hablé con él, publiqué en el periódico una entrevista que le hice por teléfono cuando se iba a reincorporar; me dio mucha emoción saber de él de nuevo, y compartí con cientos de miles de oyentes la alegría de escucharle otra vez. Fue un gran profesional, le recuerdo en Radio El País, cuando los dos éramos jóvenes; era un hombre ensimismado y tranquilo, tenía ese aire de gitano moreno que mira las cosas de frente pero con una ironía cabal. Tenía una voz impresionante, que subrayaba con energía y con calma las noticias importantes para darles una fuerza interior que era la fuerza interior del alma que ponía en ello. Hora 25 fue, en su voz y en su manera de afrontar la información, un programa de radio y mucho más: era una guía para comprender lo que sucedía. Escucharle era saber mejor, entender mucho mejor lo que se sabía sólo en la superficie. Ahora, cuando he comunicado la noticia a un amigo, éste me respondió: "Se van los mejores, sigue mucha basura". Se van los mejores, se va Carlos Llamas, queda su ejemplo, su emoción y su alegría, su coña marinera y sus interrogantes, su modo mayéutico de abordar las preguntas. Era un Fernando Fernán Gómez de la radio, capaz de convertir una pregunta simple en un comentario complejísimo. Hace unos meses, en la isla de Lobos, mientras hacía un reportaje, una señora me preguntçó por Llamas. Cómo está. Le mentí. Le dije que volvería y otra vez le ayudaría, a ella y a todos, a ordenar el mundo. El domingo último una amiga le fue a ver, y me explicó en qué dolor se había convertido esta última parte de su vida. La ilusión con la que adornó su vuelta se había difuminado detrás de la maldita enfermedad que ahora al fin ha obtenido su tremenda, fatal victoria. Francino ha llorado ante el micrófono; algunos amigos a los que he llamado para confortar su dolor con mi propio dolor han llorado también. La vida sigue, pero ya será menos ordenada, Carlos le ponía sensatez a la rabia, y su voz nos calmó a muchos porque él buscó siempre el tono adecuado para contar los dramas y las alegrías. Su temple se va con él; me gustaría tenerlo para poder afrontar tantos dolores y este dolor.

Por Juan Cruz.
"Debo leer en el mar la lección de lo inmenso y renombrar el color que la vida me enseña debo saber respirar un oxígeno fresco y regresar a ese sol que contigo me espera"

Silvio Rodríguez